Microsoft ha publicado una alerta de seguridad donde advierte de una vulnerabilidad crítica en los navegadores Internet Explorer 6 y 7, que permite la ejecución remota de código malicioso y que, bajo determinadas circunstancias, permitiría el control remoto de los ordenadores infectados. El uso de Internet Explorer 7 podría facilitar una infección masiva por lo que se recomienda actualizar a Explorer 8 o utilizar otros navegadores (Mozilla Firefox o Google Chrome...)

Según señalaba Ralf Benzmüller, director de G Data Lab, “los cibercriminales recurren de forma cada vez más frecuente a exploits que aprovechan este tipo de vulnerabilidades e intentarán, sin duda, valerse de esta brecha en la seguridad de Internet Explorer. La situación es potencialmente muy peligrosa pues el navegador Internet Explorer 7 funciona todavía en gran cantidad de ordenadores y no sería de extrañar que se produjera una infección masiva”

Qué hacer para protegerse

Para protegerse de esta circunstancia, se ofrecen unos sencillos pasos. Primero, comprobar qué versión de Internet Explorer estamos utilizando, y para ello basta abrir el navegador y hacer clic en “Ayuda” y después en “Acerca de Internet Explorer”;actualizar a Internet Explorer 8, que no resulta afectado por el ataque, o bien utilizar otros navegadores (Mozilla Firefox, Google Chrome…); mantener el sistema operativo y resto de aplicaciones instaladas con las últimas actualizaciones; yutilizar una suite de seguridad capaz de filtrar el tráfico http y que disponga de firewall.