El viernes CSO informó la vulnerabilidad que afectaba a los portátiles de consumo de Lenovo y de la reacción de la compañía afirmando que impulsaría todas las acciones necesarias para ayudar a los usuarios a hacer frente a las preocupaciones en torno a Superfish. Pues bien, Lenovo ha adoptado dos nuevas medidas, la primera de las cuales es el lanzamiento de una herramienta automatizada para ayudar a los usuarios a eliminar el software y el certificado, y que se suma a las instrucciones de eliminación manual disponibles ya en Internet. Lenovo ha anunciado asimismo que está trabajando con McAfee y Microsoft para que el software Superfish y el certificado sean eliminados o puestos en cuarentena mediante el uso de sus herramientas.

Estas acciones ya están marcha y solucionarán automáticamente la vulnerabilidad, incluso para los usuarios que no son actualmente conscientes del problema”, señalan desde la compañía. “Pedimos disculpas por ocasionar estas preocupaciones a nuestros usuarios; estamos aprendiendo de esta experiencia y lo usaremos para mejorar lo que hacemos y cómo lo hacemos en el futuro. Vamos a seguir tomando medidas para que la eliminación del software y los certificados vulnerables subyacentes sea fácil para los clientes, de manera que puedan seguir utilizando nuestros productos con la confianza que ellos esperan y merecen”.