Mientras que el Nokia 700 utiliza Symbian Belle, el 500 sigue apostando por Anna que, como ya comentamos en el análisis del Nokia X7, supone más un lavado de cara que un cambio importante en el sistema, especialmente cuando ahora lo comparamos con Belle, un sistema que habría ayudado a potenciar mucho más este terminal..

La apuesta de Nokia con este modelo es proporcionar un smartphone potente pero económico, incorporando un procesador de 1 GHz en un equipo de sólo 200 euros, lo que le proporciona un rendimiento similar al del Nokia 700, logrando acabar el test SunSpider en 6,6 segundos.

El Nokia 500 tiene una pantalla TFT de 3,2 pulgadas con 640 x 320 píxeles de resolución que ofrece menor brillo y saturación que la AMOLED del 700, e incluso un tacto ligeramente peor, aunque sigue funcionando de forma correcta y fluida. Es, además, considerablemente más grueso, contando con unas dimensiones de 111 x 54 x 14 mm. En cuanto a su cámara es de cinco megapíxeles, pero no dispone de flash.

En lo que sí aventaja el 500 al 700 (además de en el precio) es en autonomía, superándolo en 40 minutos para llegar a las siete horas, aunque no debemos perder de vista que el brillo de la pantalla TFT es inferior al de la AMOLED.

Con este modelo, Nokia incluye en la caja dos carcasas de colores (azul y granate) para que cada usuario pueda usar la que prefiera y sustituir a la negra que monta por defecto.

Nokia 500

-------------

www.nokia.es

P.V.P: 199 €.

LO MEJOR: Económico

Potente

LO PEOR: Symbian Anne

Calificación: ****