Aunque poco a poco van levantándose las restricciones del confinamiento, son muchas todavía las personas que trabajan desde casa. En esta época donde el teletrabajo ha aumentado tanto, también lo ha hecho la popularidad de las VPN.

La situación política en ciertos países también ha hecho que el interés por este tipo de software incremente. Surfshark, por ejemplo, aumentó sus ventas en un 700 % coincidiendo con el anuncio de la retirada de la autonomía de Hong Kong por parte de China.

Sobra decir que las VPN son una herramientas muy útiles tanto para el teletrabajo como para saltarse las restricciones de Internet o incluso la censura del país en el que te encuentres. Ahora bien, hay que ir con cuidado porque no todas son legítimas.

El pasado mes de marzo, desde PCWorld.es ya te informamos de que algunas aplicaciones podrían estar robándote información. En abril, vimos cómo usar ciertas VPN gratuitas podía ser peor que directamente no usar ningún servicio de este tipo.

Ahora nos encontramos ante otra estafa: el llamado fleeceware. Desde Avast han descubierto que tres aplicaciones disponibles desde la App Store que aseguran ser VPNs te piden que pagues un precio desorbitado a cambio de no ofrecer ningún servicio.

Se trata de las tres VPN siguientes: Buckler VPN, Beetle VPN y Hat VPN Pro.

En conjunto, estas tres apps han sido descargadas más de 800.000 veces en el último mes. Sus usuarios han tenido que pagar un precio de 9,99 dólares por semana (casi 9 €) una vez terminados los tres días de prueba.

No obstante, si te suscribes y pruebas a usar una de estas VPN, verás que se te pide que te vuelvas a suscribir. Luego, se te dirá que ya tienes una suscripción y terminarás por no poder conectarte a ningún servidor.

A continuación puedes leer (en inglés) algunas de las reviews que las apps tienen en la App Store. Tienen buena puntuación y los comentarios son positivos, así que podrías caer en la trampa fácilmente sobre todo si los lees por encima o no dominas mucho el inglés.

Si analizamos estas reviews más minuciosamente, veremos que todas ellas tienen el mismo tono de excitación y que a menudo dicen cosas que no tienen ningún sentido. Si lees que la VPN te da wifi gratis vayas donde vayas, es claramente mentira.

Son todavía más relevantes esas reviews de usuarios que han sido estafados y que intentan advertir a otros. Si ya te has suscrito, te recomendamos que compruebes tu extracto bancario para asegurarte de que no te siguen cobrando después de cancelarla.

A nosotros, ya nos llama mucho la atención que te cobren casi 9 € a la semana por una VPN, ya que es cuatro veces más de lo que cuestan algunos de los servicios VPN más reputados. Encima, estas apps no te dan ningún servicio.

Al leer las políticas de privacidad de Buckler, Beetle y Hat VPN, vemos que tienen muchas similitudes. No son idénticas pero sí que comparten una misma estructura. Pese a que el nombre del desarrollador es distinto, es probable que formen parte de la misma estafa.

También llama la atención que solo estén disponibles en la App Store y no en otras plataformas como Android o Windows. Aunque en estos momentos todavía están disponibles, estamos seguros de que Apple terminará por eliminarlas.

No caigas en la trampa del fleeceware

Si quieres una VPN fiable, te sugerimos que consultes nuestro artículo sobre mejores VPN. La mejor forma de asegurarte que un servicio de este tipo es recomendable es consultar varias páginas expertas. Las reviews de los usuarios no siempre son de fiar.

El fleeceware no se limita solo a aplicaciones de VPN falsas. También se puede esconder tras cualquier tipo de app. Normalmente ofrece un periodo corto de prueba gratuita pero se te piden tus datos bancarios antes de poder usarlo.

Esto no significa que todas las apps que lo hacen sean claramente fleeceware. Muchas aplicaciones utilizan la misma técnica confiando en que vas a olvidarte de cancelar la suscripción antes de que termine el periodo de prueba.

Lo que sí que te recomendamos que hagas es que leas con detenimiento los términos antes de pagar por una app de pago. De hecho, si vas a descargarla en un dispositivo usado por menores, deberías configurarlo para que solo puedan instalarse apps con aprobación de un adulto.