Microsoft y la Asociación Española de Pediatría (AEP) han llegado a un acuerdo para la creación de una aplicación que permita controlar el uso que los menores hacen de Internet en función de su edad. Según las estimaciones de Nielsen, un 12,5% de los usuarios españoles de Internet son menores, y el 68% usa a diario Windows Live Messenger.

Windows Live One Care Protección infantil es una aplicación de uso sencillo que permite restringir y monitorizar el uso de la red que hacen los hijos. Para ello establece tres categorías por edad, siguiendo las recomendaciones de la AEP: Para los menores de 10 años la protección es máxima, sólo pueden acceder a páginas de contenido infantil, salvo autorización expresa, y sólo pueden establecer comunicaciones con los contactos aprobados. De 11 a 14 años, se empieza a admitir el uso de más páginas, mientras que de 15 a 18 años el menor solo recibe advertencias de navegación y no tiene administrados sus contactos.

El sistema es totalmente configurable por los padres, que pueden aprobar las páginas y contactos que deseen incluso desde fuera de su domicilio. Para ello los padres realizan la gestión desde una página web en la que se pueden recibir las peticiones de los menores para permitir el uso de determinadas páginas o determinados contactos. De este modo sólo es necesario un ordenador con acceso a la red para cambiar la configuración. Sin embargo el sistema no se ha optimizado para el uso en otros dispositivos de navegación móvil.

La protección de la navegación se realiza únicamente en los ordenadores en los que se instale la aplicación, que deberán contar con sistema operativo Windows XP SP2 y es compatible tanto con Explorer como con Firefox.

La protección de las comunicaciones mediante Messenger, Hotmail y Spaces se aplica en cualquier ordenador desde el que se conecte el menor, pues interactúa directamente con la cuenta y no con el ordenador. Sin embargo no quedan protegidas las aplicaciones similares de otros fabricantes.

Esta iniciativa sigue la línea que están adoptando varias compañías para ayudar a los padres con la protección de los menores en el uso de las nuevas tecnologías.