Según ha comunicado Microsoft, este conjunto de parches está diseñado para fallos críticos que se producen en sus soluciones, ya que podrían ser objetivo de ataques y ejecutar código no autorizado en los PC.

El pasado mes, Microsoft confirmó que estaba investigando tres aspectos relacionados con Office, siguiendo los informes que los hackers habían emitido para un ataque dirigido aprovechando el agujero existente en el software de Excel. El nuevo software limitará el número de vulnerabilidades en Office, algunas de las cuales afectan a Excel.

Dos de los agujeros que se han encontrado podrían comprometer la seguridad de un PC, si bien primero requeriría la acción de un usuario como abrir un documento malicioso y “pinchar” en los enlaces. El tercero de los agujeros parece ser que es menos crítico, pero podría utilizarse para ejecutar un control ActiveX no autorizado, según señalan fuentes de Microsoft.

Junto a estos, se ha encontrado un nuevo agujero que afecta a las versiones en lenguaje asiático de Excel.

La compañía lanzará estos parches el próximo día 11 de julio como parte de su calendario de actualizaciones mensuales de seguridad.