En total, con estas seis actualizaciones se parchean nueve agujeros de seguridad detectados, según ha apuntado Mark Griesi, responsable del programa de seguridad con Microsoft. Para este responsable, estas vulnerabilidades corren el peligro de ser utilizadas por hackers que introducen código malicioso en los servidores Web y captan a las víctimas que visitan estas páginas.

De acuerdo con la firma de seguridad Symantec, la más crítica de estas actualizaciones es el parche para el servicio de Workstation ya que “podría utilizarse remotamente por hackers anónimos en Windows 2000, XP y, posiblemente, en sistemas Windows Server 2003”. Según fuentes de la compañía, una amplia variedad de tecnologías de componentes y servicios podrían verse afectados por estas vulnerabilidades.

Asimismo, según Microsoft, los hackers también podrían aprovechar estas brechas en la seguridad para explotar este sistema remotamente en Windows 2000 y Service Pack 4, pero en una máquina con XP Service Pack 2, los hackers podrían necesitar primero privilegios del administrador.

Por otra parte, Microsoft también ha destacado la importancia de la actualización para Internet Explorer ya que, a pesar de que este mes ya se parchearon otros servicios, el Explorer puede ser fácil objetivo de ataque puesto. Según Roger Thompson, co-fundador y CTO de Exploit Prevention Labs, “los hackers también han puesto código de ataque que aprovecha el agujero en Microsoft XML Core Services, por lo que esta actualización es también digna de mención”.

Symantec también ha destacado la importancia de la actualización del navegador ya que se trata de la primera que de hace de la nueva versión 7.0 de Internet Explorer.

Para más información sobre estas actualizaciones y otros aspectos de seguridad, pueden consultar el sitio Web http://www.microsoft.es/seguridad.