La conferencia Blue Hat de Microsoft que comenzó ayer tuvo la seguridad móvil, el hackeo de hardware y el mercado de las vulnerabilidades como principales asuntos de debate. Microsoft comenzó a celebrar este evento hace dos años con el objetivo de alentar el diálogo entre su equipo de seguridad y los investigadores externos, muchos de los cuales han sido críticos con la estrategia de seguridad de la compañía.

El nombre Blue Hat de estas conferencias deriva del que se usa para las conferencias de seguridad Black Hat, pero hace referencia al color azul de las identificaciones que llevan todos los empleados de Microsoft en el campus.

En estos eventos, que se celebran dos veces al año, la comunidad de expertos en seguridad tiene la oportunidad de debatir con Microsoft diversas cuestiones relativas a su software, así como conocer más a fondo las estrategias de la compañía en este campo.

En España, la compañía prepara el TechNet Security Day, que tendrá lugar el 22 de mayo en Barcelona y el 24 de mayo en Madrid.