Microsoft prepara 55 acciones legales a nivel mundial contra aquellos vendedores que ofrezcan copias ilegales del software de la compañía. Las acciones mezclan de demandas y querellas criminales, según Jean-Christophe Le Toquin, abogado de Microsoft para EMEA. 34 de estas acciones tendrán lugar en países europeos como Alemania, Francia, Polonia, Bélgica, Reino Unido y Holanda. La compañía pedirá penas de prisión para vendedores de gran volumen y sanciones económicas para las violaciones menos flagrantes.

Pero Microsoft no sólo ha impulsado su campaña antipiratería mediante acciones legales. La compañía también desarrolló hace pocos meses un programa, Windows Genuine Advantage, que verifica si el sistema operativo Windows instalado en los PC cuenta con licencia.

Según Microsoft, se han recibido chivatazos de consumidores a los que se les ha notificado que su sistema operativo no es legítimo, y estos consumidores han informado a la compañía dónde compraron el software. En el Reino Unido, diversos equipos han llegado a visitar a vendedores de software para recordarles las consecuencias legales de la piratería.

Las nuevas medidas legales podrían llevar de uno a dos años en los tribunales, dependiendo del grado de colaboración de la policía local. La mayoría del software fraudulento se ofrece a través del sitio de subastas de eBay, que aloja cerca de 50.000 copias de software pirateado de Microsoft al año. Algunas copias son de tanta calidad que tanto los CD como el empaquetado se envían a un laboratorio especial de Microsoft en Irlanda para que de su visto bueno. Los vendedores engañan a los consumidores con precios por debajo del mercado, desde unos pocos euros a la mitad del precio.