Atendiendo a las quejas que Microsoft ha recibido de clientes que han visto que las aplicaciones que compraban de forma legal quedaban inhabilitadas, la compañía ha decidido que, en la nueva actualización del Service Pack 1 para Vista, los usuarios que utilicen sistemas falsificados, reciban notificaciones sobre el estado de su sistema. En esta advertencia instarán a que se adquiera un programa original para no perder las funcionalidades del sistema operativo.

Tal y como ha apuntado en un comunicado Mike Sievert, vicepresidente corporativo de Microsoft, “las copias no perderán acceso a funcionalidades o características, pero quedará muy claro que la copia de Windows Vista no es genuina y que necesitan ponerse en marcha”. Asimismo, el escrito también añade que todas las copias de Vista seguirán necesitando su validación, esto es, las licencias seguirán requiriendo activación y los sistemas operativos necesitarán su validación periódica.

Junto a esto, Microsoft apunta que ofrecerá la posibilidad de que los usuarios experimenten la diferencia que hay entre la utilización de un sistema operativo original y uno pirata.

Con todo ello, la firma de Redmond señala que las nuevas características de Vista permitirán reducir los niveles de piratería de su sistema operativo a la mitad de la cifra que ostenta su sistema anterior, Windows XP.