Según informa la agencia Reuters, la dirigente alemana, que visitará Francia este miércoles, indicó que hablaría con su homólogo galo sobre construir una red de comunicaciones europea, que evite que emails y otros datos pasen por Estados Unidos.

Merkel está impulsando una mayor protección de los datos en Europa, tras los casos de espionaje masivo de la Agencia de Seguridad de EE.UU., conocidos el pasado año, en territorio alemán y en otros países europeos, y que incluso afectaron al móvil personal de la premier alemana.

"Hablaremos con Francia sobre cómo mantener un alto nivel de protección sobre nuestros datos", ha indicado en su podcast semanal.

“Por encima de todo, vamos a hablar de los proveedores europeos que aporten seguridad a nuestros ciudadanos” y, de esta forma, evitar que mensajes de correo electrónico y otras informaciones crucen el Atlántico. “Más bien, se trataría de construir una red de comunicaciones dentro de Europa", ha señalado.