En un blog puesto por el fabricante de antivirus, éste aseguraba el pasado viernes que SMiShing podría atacar vía SMS.

De hecho algunos usuarios de teléfonos móviles recibieron un SMS con el texto: “Estamos confirmando que tú has aceptado nuestros servicios. Se te cargarán 2 dólares por día a menos que canceles la orden”, ha explicado David Rayhawk.

El mensaje incluye una URL desde la cual, cuando se accede a ella, se descarga el troyano que puede permitir al atacante controlar nuestro teléfono.

SMiShing es otro ejemplo de cómo los hackers se introducen en otras clases de dispositivos con malware y virus que pueden llegar a las redes.