En 2009, el 78 por ciento del malware se ha distribuido principalmente por Internet, seguido del correo electrónico (vía ficheros adjuntos o phishing) con un 17 por ciento y, finalmente, un 5 por ciento a través de otros soportes, como unidades USB o marcos de fotos digitales. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del informe Estado de Internet 2009 de CA, que revela que las amenazas online más importantes en 2009 han sido el software de seguridad falso, y los ataques a los principales motores de búsqueda, redes sociales y web 2.0.

Don DeBolt, director de investigación de amenazas de la unidad de negocio de seguridad en internet de CA, asegura que “los ciberdelincuentes siguen las tendencias, los grandes acontecimientos y festividades –especialmente las Navidades–, y se centran en lo que les proporciona mayores resultados. Los motores de búsqueda, como Google y Yahoo, o las redes sociales más populares como Twitter o Facebook, son atractivos para estos ciberdelincuentes porque se dirigen a una población masiva”.

Los investigadores de CA han hecho también un pronóstico de las principales amenazas de Internet del año 2010, entre las que destaca la explotación de la optimización de los motores de búsqueda y los anuncios publicitarios con contenido maligno; las amenazas que explotan las redes sociales; los ataques de denegación de servicio como medio para presentar una postura política; y los troyanos en sitios de banca. CA alerta que también puede surgir otro gran gusano informático como Conficker, y que los niveles de phishing y spam se mantendrán. Junto a ello, los protagonistas del malware se fijarán en la plataforma Macintosh y de 64 bits.