Las compañías que no están preparadas para la incorporación de empleados pertenecientes a la denominada #GenMobile se exponen a importantes riesgos de seguridad móvil. Así lo indica un estudio de Aruba Networks, que muestra que los sectores altamente regulados y altamente tecnificados, los hombres con ingresos más altos, y los mercados emergentes suponen los mayores riesgos para la seguridad de los datos empresariales.

La nueva generación de trabajadores ha introducido una gran variedad de dispositivos en la empresa y ha obligado a un replanteamiento de las prácticas de seguridad en las organizaciones, debido a sus comportamientos de alto riesgo. En este sentido, un 47% de los empleados españoles comparten su dispositivo móvil con otras personas, y un 26% opta por no proteger sus dispositivos con clave de seguridad. Además, el 27% de los trabajadores españoles admiten haber perdido datos debido al mal uso del dispositivo móvil, y el 13% afirma que ha perdido datos de clientes debido al extravío o mal uso del mismo.

Según José Tormo, director general de Aruba Networks en España, “los trabajadores de la #GenMobile son flexibles, transparentes y colaborativos, y están deseosos de actuar para ser productivos y hacer crecer el negocio. Dicho esto, estos empleados están mucho más interesados en compartir los datos de la compañía, y no son conscientes de los temas de seguridad”.

En lo referente al tratamiento de los dispositivos móviles y datos, el informe muestra una gran disparidad entre sectores, individuos y países. Así, el 39% de los encuestados provenientes de instituciones financieras admiten haber perdido datos de empresa debido a un mal uso de los dispositivos móviles, lo que es un 25% más que la media de todos los sectores encuestados. Junto a ello, los empleados muy tecnológicos son un 46% más propensos a dar su contraseña que los empleados de sectores como turismo o educación.

Respecto al perfil del empleado de riesgo, Aruba señala que los hombres son un 20% más propensos a perder datos personales o de clientes, y un 40% más de ser víctimas de un robo de identidad, y que la horquilla de edad con la mayor propensión a los robos de datos o identidad son los empleados entre 25 y 34 años. Además, aquellos que ganan más de 55.000 euros tienen más del doble de posibilidades de perder datos financieros de la compañía y un 20% más de posibilidades de perder datos personales debido a un mal uso o robo del dispositivo móvil.

El informe también ha elaborado un mapa global de las tendencias de riesgo, que muestra como los mercados emergentes y en crecimiento de China, Tailandia y los Emiratos Árabes Unidos, son los que exhiben mayores comportamientos de riesgo, mientras que los países con menor tendencia al riesgo son los mercados occidentalizados, incluyendo Estados Unidos, Reino Unido y Suecia. España ocupa el puesto 12 entre los 23 países encuestados.