La organización para la investigación de la seguridad ha advertido, además, que el gusano dispone del potencial para atacar a los servidores Unix. El gusano Lion ha logrado esta ventaja de la vulnerabilidad del servidor de un dominio del Consortium de Berkeley revelado el pasado mes de enero. El software de routing - llamado BIND- permite a los dominios de los servidores traducir texto basado en direcciones web hacia direcciones IP a base de cifras que podrían ser usadas por ordenadores para dirigir el tráfico en la Red.

El Instituto SANS ha advertido que "la única defensa conocida contra este gusano es conseguir las versiones mejoradas de BIND". Sin embargo, y según fuentes oficiales de la organización, muchos administradores de sistemas tienen que ejecutar las mejoras necesarias a pesar del peligro sacado ya en enero.

Alan Paller, director en investigación de seguridad de SANS, ha comentado que "el 20% de Internet es vulnerable a estos ataques, y esta cifra es enorme". Asimismo, mientras Lion ha sido encontrado infectando sistemas Linux, Paller ha comentado que " no hay razón para no pensar en que pueda saltar a otras versiones Unix".

Freno al león

Los expertos en seguridad han trabajado para crear una utilidad para los sistemas Linux capaces de detectar cualquier servidor infectado. Esta utilidad puede ser descargada gratuitamente desde la dirección del instituto SANS. El autor de dicha utilidad, William Stearns, ha aconsejado a los usuarios que la descargan lo antes posible así como asegurarse de que sus máquinas no están infectadas.