Ante la denuncia presentada por una empresa especializada en litigar multas de tráfico, la APD está investigando si la DGT ha incurrido en la ilegalidad al no adecuarse a lo estipulado por la Ley de Protección de Datos. De acuerdo con esta legislación, todos los datos de carácter privado que se divulgan a través de Internet deben estar protegidos por una serie de claves.

No obstante, en el caso del espacio habilitado en la Web de la DGT para la consulta de puntos de los permisos de tráfico existentes en España, www.dgt.es/tramites/ppp/permiso_puntos.htm. no se solicitaba ningún tipo de clave de acceso, por lo que los datos expuestos quedaban expuestos a todo el mundo.

De hecho, para acceder a ellos, tan sólo era necesario escribir en número del DNI del usuario y la fecha de expedición del mismo para acceder al saldo de puntos de los que dispone. Según la entidad que ha presentado la denuncia, el acceso a estos datos puede incurrir en una discriminación en la contratación de los trabajadores del sector de transportes e incluso ser utilizados por aseguradoras para aumentar el importe de las pólizas.

Se trata de un tema que ya ha generado cierta controversia, ya que las aseguradoras buscan tener acceso a la base de datos de la DGT para conocer el saldo de sus clientes y calcular así primas, bonificaciones y la tarifa anual de sus clientes. Sin embargo, la Agencia de Protección de Datos expone que si un conductor ve aumentada su póliza de seguros porque la entidad aseguradora ha accedido a los datos de su carné por puntos y es demostrable, podría denunciar la situación.

Por el momento, la DGT ha decidido cerrar este apartado en su sitio Web y alega que, si bien es cierto que en un primer paso no se pedían códigos (passwords) de acceso, en un segundo apartado sí se exigía un certificado de firma digital.