El próximo miércoles se publicará en el Boletín Oficial del Estado la reforma del Código Penal, en la que se recogerá la posibilidad de imponer entre seis y dos años de cárcel por el delito de intromisión en sistemas informáticos ajenos, aunque de ello no se deriven “daños o lesiones”.

Además, el nuevo Código Penal, que será efectivo en el plazo de seis meses, considera delito la programación de aplicaciones que faciliten llevar a cabo estafas en el mundo virtual. Tales delitos se penarán con entre seis meses y tres años de cárcel.