Un estudio de Nielsen para Panda Security titulado ”Estado de Protección en las PYMES” muestra  la realidad de las pequeñas y medianas empresas españolas en materia de seguridad informática. Para ello, ha entrevistado a 151 empresas españolas, de las cuales 73 tienen entre 25 y 100 ordenadores y 78 tienen más de 101 ordenadores.

Según sus conclusiones, el 91% de las empresas entrevistadas cuentan con ordenadores fijos, con una ligera diferencia entre las de tamaño mediano (96%) que las pequeñas (86%). Tampoco existen grandes diferencias cuando hablamos de smartphones. El 90% de las compañías más pequeñas disponen de estos dispositivos móviles frente al 92% de las de mayor dimensión.

La mayor distancia de equipamientos se encuentra en el ámbito de los tablets. El 55% de las empresas de hasta 100 equipos reconocen tener una tablet para uso profesional, frente al 74% de empresas de tamaño superior a los 101 equipos informáticos.

El estudio revela que las 151 empresas entrevistadas están concienciadas sobre con la necesidad de proteger sus equipos fijos y portátiles. Es más, aseguran que el 100% de los equipos de este tipo están protegidos, ya sea con soluciones de pago o con gratuitas.

Sin embargo, no se observan esos niveles de protección en tablets y portátiles. En este punto, el informe señala que sólo el 25% de los tablets de que disponen, no tienen software de seguridad y el porcentaje es todavía más elevado si hablamos de smartphones, el 35%.

En los resultados se deduce, según Panda, que las empresas son conscientes de los riesgos a los que se enfrentan si no protegen sus equipos, pero descuidan la seguridad en tablets y smartphones al no identificar en ellos ninguna fuente de peligro.