Nuevas revelaciones sobre las tácticas de espionaje de la NSA. Según publica The New York Times, que cita a los ya famosos papeles de Snowden, la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos está recopilando imágenes de personas de manera masiva para hacer pruebas con software de reconocimiento facial.

Es más, según destaca el medio de comunicación, en los últimos cuatro años, la tecnología de reconocimiento facial se ha convertido en una prioridad para la NSA. Gracias a éste, el organismo recoge una gran cantidad de imágenes provenientes de correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales o videoconferencias.

“La agencia intercepta millones de imágenes al día, incluidas cerca de 55.000 imágenes de reconocimiento facial de calidad, lo que se traduce en un enorme potencial sin explotar”, publica The New York Times. Según los papeles de Edward Snowden, que datan de 2011, la NSA también recoge “de manera intensa”  huellas dactilares y otros datos biométricos.

A pesar del potencia, el medio de comunicación destaca que el software de reconocimiento facial “tiene problemas” para comparar imágenes de baja resolución y fotografías que han sido tomadas de perfil.

Se desconoce el número de ciudadanos de Estados Unidos, y de otras partes del mundo, han sido “víctimas” del espionaje de la NSA. The New York Times explica que la ley de Estados Unidos no establece una protección específica de privacidad a las imágenes faciales y según los expertos existe un vacío legal significativo.