La institución prueba la interoperabilidad de productos LAN y asegura determinadas características. Así, el sello de aprobación y los productos Wi-Fi de diferentes vendedores que trabajan conjuntamente ha sido la clave del éxito de las redes inalámbricas. Por lo general, la Wi Fi Alliance ha esperado a que la IEEE firme nuevas especificaciones en su estándar 802.11 antes de que el logo Wi-Fi se ponga en las cajas de los productos.

La alianza hará lo mismo con el 802.11n, el mayor estándar hasta ahora, pero se espera que esté disponible a partir de 2008. A mediados de 2007, en fase 1 de su certificación, probará productos para las interoperabilidad y los certificará usando partes del estándar que estará en progreso. Las cajas con el nuevo logo – con un nombre aún no determinado- debería empezar a finales de junio así como aclarar que se trata de un pre estándar. La fase 2 empleará el estándar final.

El estándar 802.11n será capaz de hacer correr las redes inalámbricas a más de 100 Mbits por segundo y capaz de llegar a cualquier hogar. Esto permitirá enviar y recibir grandes archivos relacionados con el entretenimiento (películas, música). Además, los dispositivos móviles no consumirán mucha batería.

Por otro lado algunos fabricantes ya han comenzado a vender productos “pre-N”. de hecho, y si todo trascurre con normalidad, una primera versión del estándar podría ser aprobado en marzo de 2007.