Kingston ha anunciado su nuevo DataTraveler Locker, una memoria USB encriptada mediante hardware que proporciona protección de datos profesional a los consumidores por un precio asequible.

Utiliza un sistema de encriptación (AES) de 256 bit con una zona pública y otra encriptada que mantiene a salvo los datos más sensibles, incluso en caso de que el pendrive se rompa o sea robado. Además, no es necesario instalar ninguna aplicación para poder usarlo, por lo que se podrá emplear fácilmente en cualquier ordenador (con Windows, Mac OS o Linux), incluso sin tener permisos de administración.

La memoria tiene una protección adicional que borrará todos los datos contenidos en caso de detectar 10 intentos fallidos de acceso, lo que hace imposible poder llegar a los datos a menos que se conozca la clave.

memoria usb encriptada“Tanto los usuarios domésticos como las pequeñas empresas necesitan tomar conciencia sobre la importancia de proteger la información crítica y utilizar una memoria USB encriptada es un paso importante para mantener sus datos seguros” explica Jordi García, director de Desarrollo de Negocio de Kingston Iberia. “Gracias al avanzado sistema de encriptación de 256 bits, a un hacker le sería imposible acceder a la información, ya que el USB borraría completamente los datos almacenados después de diez intentos fallidos, así no tendría oportunidad de grabar la información, cayendo ésta en malas manos”.

El nuevo DataTraveler Locker de Kingston tiene una garantía de cinco años. Además, se vende a un precio asequible para cualquier consumidor, costando 24,2 € la versión de 4 GB, 44,2 la de 8 GB y 82,1 € la de 16 GB