Kaspersky Lab lanza la versión 3.0 de Kaspersky Pure, su solución de seguridad de gama alta orientada a la protección de la identidad del usuario, donde se han incorporado o mejorado, sobre la versión anterior, funcionalidades tales como el pago seguro, la sincronización y gestión de contraseñas, la copia de seguridad on-line, la prevención automática de exploits, el control parental o la gestión de una red doméstica.

Entre las nuevas opciones o aquellas que se han mejorado en esta versión, destacan algunas tales como el pago seguro, que verifica que todos los sitios web que requieren datos bancarios, pago o información comercial, sean auténticos; sincronización de contraseñas, lo que permite a los usuarios almacenar toda su información de acceso en una sola permitiendo sincronizar varios equipos; Kaspersky Password Manager, que generará automáticamente una sofisticada contraseña y además se guarda en la nube, por lo que su memorización no será necesaria; copia de seguridad on-line, enviando a los usuarios automáticamente copias de seguridad de sus archivos a través de una cuenta creada previamente en el servicio Dropbox; prevención automática de exploits, que anticipa y bloquea este tipo de ataques para velar por los programas instalados en el PC y monitoriza cualquier conducta anormal; control parental; y control de la red doméstica, facilitando la función de gestión de la seguridad centralizada de forma sencilla para los ordenadores conectados en red.

Kaspersky Pure 3.0 Total Security está disponible, y el precio de la licencia de un año para tres equipos es de 79,95 euros.