IBM ha presentado una nueva técnica en el área de seguridad y analítica de negocio, que ayuda a los negocios online a combatir el fraude analizando el comportamiento de sus clientes y determinando si son quiénes dicen ser una vez han accedido a una página web o aplicación vía un ordenador, tableta o cualquier otro dispositivo móvil.

Según explica la multinacional en un comunicado, su invento “puede ayudar a los gestores de páginas web, a los proveedores de servicios cloud y a los desarrolladores de aplicaciones móviles a ser más eficientes y a detectar y a gestionar las amenazas a la seguridad, utilizando la analítica para combatir el fraude”.

Cuando una persona accede a una página web de una tienda o de un banco interactúa con ella de una manera determinada, por ejemplo, pinchando en unas áreas más que en otras; manejándose con el ratón o con flechas arriba y abajo, o moviéndose por la pantalla de la tableta de una manera determinada.

Igual que somos capaces de detectar en una conversación telefónica que una persona que conocemos ha sido suplantada por otra por las palabras que utiliza y su manera de contestar, esta técnica puede ayudar a las empresas a detectar cuándo el comportamiento online de un cliente no es el habitual. En ese caso, lanzaría al usuario una medida de autentificación extra como una pregunta de seguridad.

Los fraudes digitales ya suponen unas pérdidas anuales de 3,5 billones de dólares.