Puede que el próximo año ya lleguen al mercado los primeros laptops con esta opción, que evite la mirada curiosa de nuestro compañero de viaje, mientras trabajamos con una presentación PowePoint, por ejemplo. Simplemente, pulsando un botón del teclado nuestros documentos quedarán a salvo de entrometidos que, de pronto, verán la pantalla en negro.

HP y 3M ya han adelantado que introducirán esta tecnología en algunos modelos de portátiles.

Hasta ahora, lo más parecido que existe es una rudimentaria lámina de plástico que reduce el campo de visión, para que sólo pueda observar el contenido la persona que se sitúa en frente del ordenador. Desde otras perspectivas, la visión queda en negro. Es una solución muy básica que quedaría superada con creces por la opción de HP y 3M, mucho más práctica y segura.