Sony, que ha sido el encargado de fabricar las baterías, ya tuvo un incidente parecido hace dos años. Sin embargo, en esta ocasión, el número de baterías afectadas podría estar en torno a las 100.000 unidades, una cifra muy pequeña respecto a los 9,6 millones que fueron retiradas en 2006. Dell, Hewlett-Packard (HP) y Toshiba ya han anunciado la retirada de las baterías que se utilizan en sus productos y han informado a la Comisión de Seguridad del Consumidor en Estados Unidos, que advirtió de que los “consumidores deberían de dejar de utilizar inmediatamente estos productos”.

Las baterías en cuestión fueron fabricadas entre octubre de 2004 y junio de 2005 y hasta la fecha se ha informado de 40 incidentes en todo el mundo por sobrecalentamiento, explican fuentes de Sony. Se piensa que la mayoría de estos incidentes se deben a los ajustes en la línea de fabricación hechos durante el periodo, que podrían haber afectado al proceso de fabricación de algunas baterías. Además, algunas pueden tener algún defecto en la materia prima.

El fabricante afirma que ya está retirando las baterías que tiene una etiqueta de código de barras que empieza con A0, L0, L1 o GC y que fueron comercializadas con los modelos HP Pavilion dv1000, dv8000 y zd8000; con los portátiles Compaq Presario v2000 y v2400; y con los sistemas HP Compaq nc6110, nc6120, nc6140, nc6220, nc6230, nx4800, nx4820, nx6110, nx6120 y nx9600.

En el caso de Toshiba, el problema afecta a 3.000 máquinas Satellite A70/A75, P30/P5, M30X/M35X y M50/M55 y a los modelos Tecra A3, A5 y S2. Mientras, Dell está retirando el modelo de batería OU091 de sus portátiles Latitude 110L e Inspiron 1100, 1150, 5100, 5150 y 5160.

Los usuarios que creen tener baterías que pueden estar siendo retiradas deberían dejar de utilizarlas y ponerse en contacto con el fabricante.