El acto fue desarrollado por un grupo de hackers denominados Suen&Shikai y, en su modo de proceder, mostraron un "manifiesto" donde expresaban su rechazo por las acciones tanto de la banda terrorista ETA como de los partidos políticos que les amparan. Los piratas informáticos reiteraron en su ataque que eran plenamente conscientes de sus actos –comisión de un delito- a la vez que calificaban a los autores de ETA de asesinos y haciéndoles ver que "el camino de la violencia no lleva a ninguna parte" .

Como no podía ser de otra manera, estos ataques han causado multitud de respuestas en los foros aplaudiendo la actitud de estos hackers tan solidarios.