En concreto, el sistema de búsquedas encriptadas de Google ha sido trasladado de https://google.com a https://encrypted.google.com. Utilizándolo, los usuarios estarán aplicando tecnologías SSL para prevenir cualquier intento de sniffing.

El motivo de este cambio es que con el sistema anterior, cuando alguien bloqueaban las búsquedas encriptadas para controlar las páginas visitadas por otro usuario –por ejemplo, para el control de menores- bloqueaba también algunos servicios autenticados de Google, como Google Apps para Educación.