Para ser justos, hay que reconocer que F-Secure no describe una hipotética catástrofe, pero sí aconseja a "la gente que sigue utilizando XP en casa” que tome una serie de medidas de seguridad razonables, aunque sea por un tiempo. Por ejemplo, les recuerda la necesidad  imperiosa de revisar su Internet (en particular su navegador Web) y sus hábitos de conducta.

Esta advertencia de F-Secure se hace eco de muchas opiniones de expertos en seguridad y de la propia Microsoft que lleva meses alertando al respecto. Además, hace algunas recomendaciones concretas para reducir riesgos, como la instalación de las últimas actualizaciones de Microsoft para Windows XP, asegurarse de que Microsoft Office esté totalmente parcheado, y el uso de un servidor de seguridad y protección antimalware.

Todas estas recomendaciones proporcionadas por F-Secure en realidad son cosas que cualquier persona que ejecute una versión de Windows debería hacer regularmente. No obstante, el consejo final de la propia F-Secure es actualizar el sistema operativo completamente.

Según F-Secure, los ataques malware vía Web se han duplicado en el segundo semestre de 2013, en comparación con la primera mitad del año. El informe también señala que las hazañas relacionadas con Java se han reducido, pero siguen siendo el segundo tipo de ataque más habitual. Su informe también constata que el 97 por ciento de las amenazas de malware móvil en 2013 tuvo como objetivo Android.