Según Mozilla, un problema de seguridad en el motor JavaScript introdujo un problema de estabilidad en las aplicaciones, en las que algunos usuarios han experimentado cuelgues durante la recolección de basura ejecutada por JavaScript. El desarrollador del navegador web ha indicado que la nueva versión se encarga de solucionar principalmente los problemas de estabilidad, indicando que no existe ninguna evidencia de que el problema pueda ser utilizado para inyectar código malicioso.

Dicho problema se ha resuelto en Firefox 2.0.0.14, Thunderbird 2.0.0.14 y SeaMonkey 1.1.10. Las aplicaciones están disponibles para su descarga desde el sitio web del desarrollador.