Si utilizas la aplicación Skype para Android, debes tener cuidado, pues tiene un fallo que permite que los nombres, direcciones de correo electrónico, número de teléfono y conversaciones se puedan robar.

Justin Case, de Android Police, descubrió la vulnerabilidad después de descargar una versión errónea de Skype Video y hurgar en ella. Case descubrió el mismo fallo en Skype para Android, que está disponible desde octubre de 2010.

El problema es que Skype mantiene información sobre el perfil del usuario en un directorio de datos con permisos incorrectos, y almacena el nombre de usuario en una ubicación estática. Una aplicación maliciosa, por lo tanto, puede acceder a estos datos con un poco de código. Lo mismo sucede con los contactos de Skype y chats. La vulnerabilidad no expone contraseñas o información financiera, sino simplemente datos personales y comunicaciones privadas.

Skype ya ha anunciado que está investigando el fallo.

skype para android fallo