De hecho, y tal y como confirma Mark Zuckerberg en el Washington Post, en Facebook se van a realizar cambios “y en esta ocasión vamos a hacer las cosas bien”. En este sentido, los cambios van a girar alrededor de los controles de privacidad, “que se van a simplificar además que se va a habilitar una forma de desactivar los servicios de terceros".

Según asegura el CEO de Facebook, en menos de una semana ya se podrá comprobar las mejoras que va a realizar en la red social, aunque puntualiza que  “es muy difícil contentar a los más de 400 millones de usuarios”.

Ésta es la segunda vez que en menos de una semana Mark Zuckerberg responde a las críticas vertidas contra Facebook y que giran alrededor de la privacidad. La primera vez fue en la revista Time, donde destacó que “la forma en que la gente piensa acerca de la privacidad está cambiando un poco. Lo que quieren no es una privacidad absoluta. No quieren secretismo. Lo que quieren es control sobre qué comparten y qué no”.

Asimismo, el CEO de Facebook también destacó que “nuestra creencia fundamental es que una de las cosas más transformadores que ha ocurrido a nuestra generación es la cantidad de información que hay disponible y a pesar de todos los avances que hemos hecho, creo que estamos mucho más cerca del principio que del final de esta tendencia”.