Facebook ha admitido que puede hacer un mejor trabajo en la eliminación de una especie de discurso de odio en su red. Es por ello que seguirá permitiendo que los comentarios se publiquen de forma instantánea en la red social, sin filtros específicos, pero sí que acelerará el proceso de detección de estos mensajes ofensivos con mejoras en los sistemas que detectan ciertas palabras clave y en las que están trabajando junto a los colectivos afectados.

Así, la actual Declaración de Derechos y Responsabilidades de Facebook prohíbe el "discurso del odio", objetivo por el que en los últimos días los sistemas de la empresa han comenzado a identificar y eliminar ciertos comentarios o estados que entran dentro de esa categoría, especialmente los que tienen que ver con cuestiones de género, explicó Marne Levine, vicepresidente de política global de Facebook.

 Esta renovada preocupación por el lenguaje ofensivo llega en medio de las preocupaciones expresadas por grupos sociales de mujeres por la gran cantidad de mensajes sexistas y de odio dirigidos hacia las mujeres en la red social, muchos de ellos incluso de carácter violento.

 En ese sentido, Facebook seguirá permitiendo que los comentarios se publiquen de forma instantánea en la red social, sin filtros específicos, pero sí que acelerará el proceso de detección de estos mensajes ofensivos con mejoras en los sistemas que detectan ciertas palabras clave y en las que están trabajando junto a los colectivos afectados.

 Facebook, cuyo mantra corporativo es "hacer el mundo más abierto y conectado", reconoce que camina sobre una fina línea entre facilitar la libertad de expresión y hacer de la plataforma un lugar seguro y respetuoso.