Si nuestro smartphone o tablet desaparece y cae en las manos equivocadas, es posible que toda esta información sensible esté comprometida. Por eso es necesario contar con un sistema de seguridad más fuerte que un simple PIN.

Apple es uno de los fabricantes que parece tenerlo claro y recientemente ha adquirido una compañía llamada AuthenTec , conocida por desarrollar tecnología de este tipo  para dispositivos móviles.

Parece razonable asumir que Apple gastó 360 millones de dólares en esta compañía para aprovechar sus capacidades en sus nuevos productos, o en los futuros iPhones. Cuando lo haga, supondrá un gran paso en la buena dirección para aumentar la seguridad de los smartphones.

Android ya ha añadido  el reconocimiento facial  en sus móviles. Este sistema no puede ser violado con la misma facilidad que una contraseña. Nadie más tiene nuestra cara. Sin embargo, no es del todo cierto. Si cualquier dispone de una fotografía nuestra (de una red social, por ejemplo) puede utilizarla para desbloquear el móvil.

Con la huella dactilar no es posible hacer esto y este sistema de autenticación puede ser incluso extendido más allá del propio dispositivo y emplearlo con APIs o para dar acceso a una zona segura donde almacenemos contraseñas y credenciales.

Mejorar el método de autenticación nos ayudará a prevenir accesos no autorizados a la información, en el caso de perder el móvil. Es importante no confiar solo en el sistema de seguridad del equipo, sino que resulta muy recomendable establecer algún sistema adicional que además prevenga ataques malware.