Las bases de datos del ejército francés estuvieron infectadas por el gusano Downadup/Conficker, lo que impidió que los aviones militares hicieran sus maniobras, según publican diversos medios de comunicación.

Cabe señalar que este gusanoempezó a propagarse hace casi un mes, adquiriendo mucha virulencia en pocas horas. Dicho gusano saca partido de una vieja vulnerabilidad dada a conocer por Microsoft en octubre del año pasado. Al parecer, y según algunos medios, pese a esta alerta el ejército francés no tomó las medidas recomendadas. Según el periódico galo Ouest France, el virus impactó la red interna del Ejército Francés.

El portavoz del cuerpo armado, Jérome Erulin, declaraba al mencionado rotativo que, en cualquier caso, no se había perdido información aunque durante el tiempo que se empleó en eliminar el virus se tuvo que hacer uso de antigua tecnología para la comunicación.

Según el ejército francés, la infección se ha debido más a una negligencia que a un ataque dirigido. Así, se sospecha que alguien transmitió el virus a través de una memoria USB infectada. Aunque no se sabe con exactitud cuántos ordenadores del ejército se vieron afectados, sí se asegura que la red está limpia.