Mientras que Apple celebraba el quinto cumpleaños de su reproductor iPod, el joven noruego Jon Lech Johansen de 23 años, que en el año 2003 distribuyó un programa que rompía la protección de los DVD, conseguía piratear el código de seguridad Fairplay que impide que las canciones de la tienda iTunes Store puedan utilizarse sin ninguna restricción y en cualquier reproductor que no sea el iPod.

Al parecer, la compañía Doubletwist planea comercializar una aplicación basada en la creación del hacker para que los usuarios de una tienda en línea no tengan sus canciones atadas a un tipo de reproductor. De ser así asistiremos a una batalla legal entre Apple y todas las compañías afectadas por este software que dará mucho de que hablar durante los próximos meses.

Johansen tiene un blog con el peculiar nombre de “So sue me” (que podría traducirse como “así que, denúnciame”). La diferencia entre su primera gran creación y esta es que en esta ocasión en software no va a ser libre y que va a ser comercializado.

Al igual que el 2003, Johansen ha utilizado la técnica de “ingeniería inversa” y su creación permitirá que las canciones de otras tiendas (como la de Microsoft, Napster, etc.) puedan reproducirse en el iPod sin el menor problema.

http://nanocrew.net