Opera Software ha incorporado un filtro a su navegador web que bloquea los sitios de phishing, siguiendo la senda abierta por sus rivales Microsoft y Mozilla.

En la versión 9.1 del navegador, lanzada ayer, la compañía introdujo un filtro para el phishing que utiliza la información de PhishTank y GeoTrust para proteger a los usuarios. PhishTank, supervisada por el grupo de código abierto OpenDNS, es una agencia colaborativa que permite a cualquiera suministrar y rastrear los datos de los sitios de phishing. Por su parte, GeoTrust suministra certificados digitales. Los filtros instalados en Opera 9.1 alertan a los usuarios cuando visitan un sitio conocido de phishing, para que procedan con cautela y no proporcionen la información solicitada a ese sitio.

Hasta la fecha, el navegador de Opera no ha gozado de gran predicamento entre los usuarios, que todavía usan de forma mayoritaria Internet Explorer. Sin embargo, la compañía de Oslo está obteniendo un éxito considerable a la hora de distribuir su navegador Opera Mini en dispositivos móviles, gracias a su política de acuerdos con fabricantes de dispositivos de todo el mundo.