El gusano Sixem-A ha comenzado a circular esta semana y los fabricantes de antivirus ya disponen de respuesta contra él. Los usuarios reciben mensajes con asuntos como “Juego del Mundial al Desnudo” o “Fanáticos del fútbol matan a cinco adolescentes” en inglés, indicando que deben hacer clic en el archivo adjunto, que aparentemente es una imagen. Sin embargo es un software malicioso que desactiva los antivirus, trata de descargar malware y se reenvía a las direcciones de e-mail archivadas en el ordenador de la víctima.

No es la primera vez que el Mundial de Fútbol inspira a los creadores de malware. Ya en 1998 se distribuyó un virus que anulaba los discos duros, y cuatro años después el virus VBS Chick-F aprovechaba el Mundial de Corea y Japón para infectar los ordenadores de los usuarios. Incluso este mismo año se ha registrado un malware disfrazado de “calendario de partidos” y entradas que supuestamente se podían descargar los usuarios para el Mundial de Alemania.

También están proliferando las estafas que aprovechan el Mundial para engañar a los usuarios, por ejemplo diciéndoles que han ganado un premio de lotería relacionado con el Mundial de 2010, que se celebrará en Sudáfrica.

El interés general en asuntos de este tipo supone una oportunidad de negocio para los creadores de malware y todo tipo de estafas a través de Internet, que aprovechan la denominada “ingeniería social”.