Sin embargo, sólo ha tenido que pasar el fin de semana para comprobar que el riesgo no ha sido tanto y los desperfectos, mínimos. Según Zone-h, un sitio web que se encarga de vigilar los ataques a través de la Red, muchos sitios extremaron todas las precauciones. Sin embargo, ellos mismos fueron atacados el domingo por la mañana. El ataque provino de un grupo de hackers brasileños. Éstos reconocieron que "es un arte".

Para Symantec, el concurso no ha tenido una gran repercusión puesto que "el nivel estuvo en línea de la actividad habitual y no se dispararon las alarmas".

Para obtener una mayor cantidad de puntos, éstos se concedían por el número y tipo de servidor donde se penetrara.