Con este acuerdo, enmarcado dentro de la iniciativa Government Security Program (GSP), se pretende que los gobiernos (en este caso el español) tengan más recursos para garantizar la información que, tanto de la administración como de los ciudadanos, poseen.

En este sentido, Luís Jiménez, subdirector adjunto del Centro Criptográfico Nacional, agradeció a Microsoft el que les permita acceder al código fuente tanto de Windows como de Office y remarcó que esta rúbrica se encuentra “dentro de la normalidad”, puesto que son varios los acuerdos a los que llega este centro “con diversos fabricantes para poder llegar a las entrañas de los productos”. Además, considera que para garantizar la seguridad “es necesario acceder al código fuente de las aplicaciones, puestos que son los cimientos del edificio en el que se sustentan los documentos” y calificó de muy fructíferos estos tres años de trabajo.

Es más, tanto para el fabricante como para el organismo nacional, estamos ante una buena noticia para todos. Según Rosa García, presidenta de Microsoft en nuestro país, “como ciudadana, y no como empleada de Microsoft, me siento especialmente segura al saber que nada de esto va a poner en peligro mi intimidad y que se garantice que las aplicaciones que utilizo son seguras”.