Las actualizaciones críticas previstas para mañana 10 de febrero, afectan directamente a la última versión de su navegador Internet Explorer, así como a la versión de servidor Exchange Server, como ha adelantado el boletín previo, publicado en la página Web TechNet. También incluye importantes actualizaciones para Microsoft SQL Server, así como para la aplicación de dibujo técnico Office Visio.

A pesar de su calificación menos grave, la actualización de SQL puede solventar un fallo de inyección de código que afectó muy especialmente a los titulares de la prensa a finales del pasado año. En este sentido, el gigante del software lanzó un primer parche para solucionarlo el pasado mes de septiembre, después de que un desarrollador lo detectara. Expertos en seguridad han especulado que se trata del mismo fallo de meses pasados, ya que en la lista de software afectado relacionado con la actualización de SQL figuran errores publicados el mes de diciembre del pasado año.

Los que deseen ampliar la información, pueden acceder al avance del boletín que Microsoft suele notificar unos días antes a la publicación de los parches.