Un análisis del comportamiento real que tienen los usuarios en el mundo on-line alerta sobre el inquietante fenómeno que ha provocado el último asalto en Twitter: hay demasiados usuarios que utilizan la misma contraseña para diversos sitios. Si nos fijamos en las estadísticas que ofrece el fabricante de seguridad Trusteer (cuya aplicación está presente en más de 4 millones de ordenadores), el 73 por ciento de los usuarios utilizan la misma contraseña para su banco on-line que para acceder a, al menos, otra página web más. El 65 por ciento emplea el mismo nombre de usuario mientras que casi la mitad utilizan el mismo ID y la misma contraseña.

El problema con este tipo de comportamiento es que el último ataque a Twitter ha puesto de manifiesto que utilizar el mismo nombre de usuario y contraseña para diversos sitios web es un problema.

En una nota publicada por Twitter, se alerta a los usuarios de que un ataque ha conseguido recopilar algunas cuentas de la red social a través de un timo que se ha producido en algunos sitios de intercambio de archivos tipo Torrent. Así, y utilizando un pensamiento lateral, los criminales supusieron que muchos usuarios utilizarían las mismas credenciales para ambos sitios. “La conclusión es que las personas siguen utilizando la misma dirección de correo electrónico y la misma contraseña (o con pocas variantes) en varias páginas web”, se puede leer en la nota de Twitter.

El problema también reside en que las personas tampoco pueden crear múltiples usuarios y contraseñas distintas para cada página web, pese a que sí hay una serie de recomendaciones sobre cómo tener una contraseña segura.