Tras el anuncio por parte de Network Associates (NAI) de la existencia de un potente virus informático que afecta a las redes controladas por Windows NT, MCI WorldCom ha sufrido el ataque del mismo en toda su red. Conocido como Remote Explorer, contiene 120 KB de código escrito en C, y es mayor que la mayoría de los virus aparecidos hasta el momento, según los especialistas en seguridad informática. Además de afectar a Windows NT, uno de los aspectos a resaltar es su facilidad de propagación a través de Internet, con lo que es posible que después de infectar las redes de una empresa, lo transmita también a otros servidores NT y estaciones de trabajo. Esto es posible porque Remote Explorer se reproduce y extiende automáticamente por sí mismo sin la interacción de ningún usuario.

En este sentido, NAI y Microsoft están trabajando para hacer frente a este nuevo virus, de forma que proporcionen una única utilidad para detectarlo y limpiarlo.

De momento este virus no ha llegado a infectar a los entornos Unix y NetWare, pero estos pueden actuar como vehículo para su propagación a los sistemas NT, según fuentes de Network Associates.

La forma en puede detectar que este virus ha infectado su sistema, es accediendo al panel de control, y si dentro del archivo servicios encuentra un fichero denominado Remote Explorer, este virus ha entrado en su red. Según las mismas fuentes de NAI, Remote Explorer es también sensible a los horarios, de modo que su propagación es más habitual entre las 3 de la tarde y las 6 de la mañana, y sobre todo en fines de semana.

MCI ha localizado diéz sitios diferentes que contienen dicho virus, alcanzando a miles de servidores y estaciones de trabajo.