El periódico alertó el domingo a sus lectores de la existencia de vendedores de antivirus falsos que publicitaban su software mediante anuncios en el sitio NYTimes.com. Los productos, a menudo promovidos por organizaciones delictivas de Europa del Este consistían en realidad en desarrollos inefectivos o, incluso, en malware diseñado para infectar los ordenadores de los usuarios que los adquirían.

“Algunos lectores de NYTimes.com han visto una ventana pop-up advirtiéndoles sobre un virus y dirigiéndoles a un sitio donde supuestamente se ofrecía el software antivirus para combatirlo”, explicaba el medio en una “nota a los lectores” publicada en su web el domingo. “Creemos que este pop-up estaba generado por un falso anunciante, no autorizado, y trabajamos para evitar que el problema pueda volver a ocurrir”.

Dado que las publicidades online se venden a menudo a través de redes, sitios como NYTimes.com tienen a menudo que confiar a otras empresas la responsabilidad de comprobar que los anuncios contratados son lícitos.

En los últimos tres años, según Paul Ferguson, investigador de la firma de antivirus Trend Micro, asegura que en los pasados tres años, el software antivirus falso e, incluso, malicioso se ha convertido en un gran problema online. A día de hoy, se trata ya, de acuerdo con Ferguson, de “un negocio multimillonario”.