De siempre se ha dicho que prevenir es mejor que curar y este refrán es algo que deberíamos aplicarnos a la hora de movernos por Internet con los diferentes dispositivos que manejamos a diario. 

Más allá de los peligros de los virus y el código malicioso, existen muchos términos técnicos que pueden definir las tácticas que siguen los malhechores en la red hoy en día, para intentar hacernos daño y sacar beneficio económico como principal fin. 

Al uso tradicional del correo electrónico y programas de mensajería instantánea, se le ha unido ahora el uso masivo de las redes sociales y servicios de todo tipo. Es por ello que conviene proteger tus contraseñas, tu identidad digital en la red, así como la de tu familia. 

Imagínate todo lo que pueden hacer los ciberdelincuentes si inician sesión en algunas de tus cuentas de Amazon, Google, Facebook, Twitter o Netflix. O bien, si suplantan tu identidad y acceden a tus datos bancarios. 

Afortunadamente, hay herramientas muy válidas para remediar cada caso y situación. 

Sin más preámbulos, hemos recopilado los 10 consejos de seguridad más importantes para usar Internet de forma segura y evitar estafas en la red. Con ellos, también mantendrás de forma segura a toda tu familia y a los dispositivos que usan.

  1. Utiliza un administrador de contraseñas

Más allá de la ventaja que supone no tener que recordar constantemente todas tus claves de inicio de sesión, este tipo de programas te cifran las claves de forma segura, además de que los ingresan automáticamente cuando son necesarios. 

Todo lo que necesitas recordar es una única contraseña para ingresar en el gestor de contraseñas. Del resto, se encarga la propia aplicación o programa. 

  1. No hagas clic en los enlaces sin comprobarlos previamente

¿Recibiste un correo electrónico, WhatsApp o mensaje de texto con un enlace? Aunque proceda de alguien en quien confías o que pertenece a tu entorno u organización, no hagas clic en él hasta que sepas que es seguro. 

Las cuentas de amigos pueden ser pirateadas, pero también pueden ser engañadas para que reenvíen de forma masiva a todos los contactos, enlaces a sitios web fraudulentos. En caso de duda, escribe la dirección del sitio web manualmente en el navegador o haz una búsqueda. 

  1. No abras archivos adjuntos de correo electrónico sospechosos

Si recibes un archivo adjunto que no esperabas, evita abrirlo. Especialmente evita abrir aquellos que terminan con la extensión .exe, aunque casi todos los tipos de archivos adjuntos pueden ser maliciosos, incluso aquellos ocultos bajo fotos con .jpg.

  1. Utiliza un buen software antivirus

Resulta difícil estar siempre en alerta y detener todas las amenazas que llegan a tus dispositivos u ordenadores. Por motivos como este, recomendamos encarecidamente utilizar programas antivirus o suite de seguridad con las que proteger los equipos. 

Las versiones completas de seguridad siempre incluyen herramientas adicionales para protegerte mejor, incluyendo tu identidad digital. No obstante, puedes optar por soluciones antivirus gratuitas que también te permitirán poner freno a las ciberamenazas. 

  1. Utiliza una VPN

Es posible que no sepas nada de soluciones VPN, pero en realidad, debes saber que pueden protegerte a tí y a los tuyos si habitualmente haces uso de conexiones de red wifi en lugares públicos. 

El uso de una VPN permite mantener la actividad en Internet de forma anónima y privada, manteniendo seguros tus datos confidenciales, como puedan ser los inicios de sesión, o los detalles de tus pagos en las compras. No solo sirven para habilitar conexiones en servidores remotos. 

  1. Protege tu identidad

Los piratas informáticos no crean código malicioso solo para estropear tu ordenador. En realidad, la mayoría de las veces se mueven por temas económicos. Quieren dinero y una forma de conseguirlo es robando tu identidad o cifrando tu información para pedir un rescate. 

Por eso es crucial poder detectar un sitio web falso. Hay tantos correos electrónicos fraudulentos que pretenden suplantar identidades de bancos o servicios estratégicos que resulta difícil salir airoso de todos. 

Todas las suites de seguridad que proponen los fabricantes de software incluyen algún tipo de herramienta de protección de identidad, de manera que aunque sufras un ataque, no podrán acceder fácilmente a tus datos clave. Al fin y al cabo, los datos son el nuevo oro. 

También hay servicios que monitorizan la identificación de las páginas web, de manera que te avisan si las direcciones de correo electrónico y otros detalles han sido expuestos a alguna modificación. 

Así puedes cambiar tu contraseña rápidamente si detectas que has sido víctima de un ataque o alguno de tus servicios ha quedado expuesto a un ciberataque. 

  1. Utiliza la doble autenticación

Un método adicional de proteger tus cuentas es utilizar la autenticación de doble factor (2FA), incluso si tus datos de inicio de sesión han sido pirateados o han quedado expuestos. 

Aunque a muchos usuarios les resulta molesto tener que esperar el envío de un código al teléfono móvil tras ingresar tu dirección de correo y la contraseña, debes saber que esto significa que será más difícil que los extraños puedan acceder a tu información. 

  1. Usa el control parental con tus hijos

El planteamiento de un Internet más seguro no se limita únicamente a detener los virus y mantener buenos hábitos con las contraseñas. Si tienes hijos, también debes adoptar medidas adicionales para defenderlos de cosas como el acoso online o el ciberbullying y muchos otros peligros. 

En este sentido, conviene utilizar los denominados controles parentales que plantean las marcas con el fin de restringir las páginas y contenidos que pueden ver en la red, además de prevenir la exposición a redes como Instagram, TikTok o similares. 

Podrás bloquear sus cuentas para que solo sus amigos puedan enviarles mensajes y ver lo que publican. La mejor política es hablar con ellos, explicarles los peligros y por qué necesita restringir su acceso. 

En el momento que comprendan los riesgos y peligros a los que se exponen, estarán más dispuestos a cumplir y será menos probable que se expongan a delitos informáticos o a la ciberdelincuencia. 

  1. Bloquea tus redes sociales y no compartas todo

Facebook y otros servicios están mejorando las políticas de restricción y exposición de tus datos, ofreciendo mayor claridad a la hora de configurar la privacidad de las cuentas. No obstante, debes verificar y cerciorarte de saber quienes pueden ver todo aquello que publicas. 

Es una mala idea publicar fotos tuyas viajando en vacaciones o anunciando que vas a hacer próximamente (lo sé, no es algo en lo que estés pensando en este momento) ya que estarás revelando que tu casa quedará vacía. 

Del mismo modo, si comparte detalles de pago, contraseñas con amigos, así como servicios utilizados habitualmente, hazlo a través de un servicio de mensajería cifrado y encriptado de extremo a extremo como Telegram o WhatsApp, y nunca por correo electrónico o SMS. 

  1. Mantén los dispositivos actualizados

En contra de lo que puedan opinar muchos usuarios, las actualizaciones de los sistemas operativos solucionan a menudo agujeros de seguridad o bugs encontrados recientemente, por lo que ignorar los mensajes de actualización puede tener consecuencias graves. 

Estos 10 consejos sobre seguridad en Internet son solo una recopilación de recomendaciones por parte de expertos en ciberseguridad para que puedas hacer uso de tus dispositivos de forma más segura. 

Si estos consejos te ayudaron, compártelos con tus familiares y amigos. Tenemos también otros contenidos que pueden ser de gran ayuda: