El mes pasado la popular app de Android, Virus Shield, se vio vulnerada y hace unos días Kaspersky descubrió otro par de aplicaciones falsas que utilizan su nombre en las tiendas de apps de Google y Windows Phone.

No debería sorprendernos. Cuando los piratas descubren un vector de ataque que funciona, no tardan mucho en aparecer imitadores y, según Kaspersky, es bastante posible que aparezcan cada vez más apps falsas que copian el diseño de la original, aunque no la funcionalidad.

En este sentido, su analista de seguridad, Roman Unuchec, advierte que “algo es seguro, los mecanismos de seguridad de las tiendas de apps oficiales no pueden hacer frente a este tipo de estafas”. Así que, ¿qué podemos hacer para proteger nuestro móvil contra el malware y protegernos de los sistemas antivirus falsos?

La firma de seguridad Kaspersky ofrece unos sencillos consejos que deberíamos seguir, como comprobar si la página de la aplicación parece oficial, con imágenes en alta resolución y detalles del producto y la empresa, cuyos nombres deben estar escritos correctamente.

Además, es conveniente contrastar la información dirigiéndose a la página web del proveedor y observar si existe una sección de venta de ese producto. En ese caso, si no estamos seguros, siempre está la opción de comprarlo a través de los propios enlaces de la página de la compañía.

Si ya hemos comprado antes de detectar la app falsa, la opción que queda es contactar con la tienda de apps y preguntar que pueden reembolsar el dinero.

El sentido común y buenas dosis de cautela parecen elementos imprescindibles en nuestros días para evitar cualquier tipo de estafa y, en este mundo digital y móvil, aún más. En cualquier caso, el tiempo que invirtamos en asegurarnos que las apps que utilizamos son de fiar estará siempre bien empleado.