La compra por parte de Cisco de esta empresa pone de manifiesto el interés por integrar software de seguridad en el hardware, dentro de una iniciativa que ellos llaman Self-Defending Network, ha comentado Zeus Kerravala, vicepresidente de infraestructura en la consultora Yankee Group, quien ha añadido que “Cisco está siempre mirando a aquellas cosas que consigan reforzar su estrategia relacionada con la seguridad”.

La adquisición se realizará mediante un desembolso de 43,7 millones de dólares que ayudará a Cisco a proporcionar soluciones de inalámbricas y por cable de manera unificada previniendo que dispositivos no autorizados accedan a una red.

Meetinghouse dispone de una línea de autenticación que es usada para dirigir las redes empleando el estándar 802.11. Además también vende un kit de desarrollo de software usado por fabricantes de semiconductores para construir capacidades de autenticación de 802.1 en los adaptadores de red.

Aunque pendiente de unas aprobaciones, la compra se espera que quede cerrada a finales de octubre, en cuyo punto Meetinghouse será absorbido completamente por la unidad de negocio de redes inalámbricas de Cisco.