La firma de seguridad Trend Micro analizó las 50 mejores aplicaciones gratuitas de la Play Store de Google y después buscó en la tienda de aplicaciones de la compañía y en otras para ver si existían versiones falsas. Sus resultados, demoledores. El 77 por ciento de los títulos originales tienen réplicas falsas, muy parecidas a las auténticas, pero con una carga útil muy peligrosa.

La firma catalogó 890.482 muestras de apps falsas en un estudio realizado en abril y más la mitad fueron consideradas como maliciosas. De ellas, 59.185 contenían adware agresivo y 394.263 malware que pretende engañar a los usuarios desprevenidos. En algunos casos, las aplicaciones solicitan a los usuarios aprobar privilegios de administrador, que permiten un amplio acceso al software del teléfono y los datos de usuario y que hace que sea más difícil de eliminar.

"Hemos estado siguiendo la actividad de aplicaciones maliciosas o de alto riesgo durante casi cinco años. El potencial para introducirlas y parecer legítimas es mucho mayor ahora", asegura JD Sherry, vicepresidente de tecnología y soluciones de Trend Micro.