Factoría espía ha presentado un cámara de vigilancia que se puede instalar en cualquier lugar y envía las imágenes directamente al usuario. La Cámara de Vigilancia GSM Compacta, se controla remotamente mediante SMS, y es apta para utilizar solamente en interiores. Cuenta con una función de detección de movimiento y envía un MMS al número de teléfono móvil o a la dirección de email establecidos por su dueño.

camara de vigilanciaLa cámara funciona como un móvil y necesita una tarjeta USIM (que permita hacer videollamadas) que puede ser de cualquier operador. Se alimenta con una batería con 24 horas de autonomía, por lo que no necesita cables y puede grabar imágenes en la oscuridad gracias a los LED de infrarrojos que rodean su objetivo. El vídeo puede grabarse en tres resoluciones: 160x128, 320x240 o 640x480 y abarca un ángulo de 60 grados tanto en horizontal como en vertical.

El precio de la Cámara de Vigilancia GSM Compacta es de 290 euros, IVA y envío incluido.