Las nuevas versiones de BitDefender pretenden proteger al usuario no sólo de las amenazas actuales, sino también de las futuras y desconocidas. Para ello incorpora la tecnología B-HAVE que permite identificar amenazas de "día cero".

Todas las ediciones nuevas incluyen un modo portátil en el que la aplicación detecta cuando se está usando el ordenador con baterías y pospone tareas como el análisis exhaustivo o el backup, hasta que se vuelve a conectar a la corriente.

Para mejorar la privacidad, ahora es posible el cifrado de aplicaciones de Mensajería instantánea, siendo compatible con MSN Messenger y Yahoo Messenger.

Las ediciones familiares se comercializan con licencia para cuatro puestos, de los que podrá hacerse una gestión centralizada gracias a sus funciones de administración de red.

Estas características son comunes a los tres productos: Antivirus (35 €), Internet Security (47 €) y Total Security (60 €). Además, las dos últimas también tienen la posibilidad de crear una zona cifrada en el disco duro para blindar el acceso a los archivos confidenciales.