Esta tecnología de seguridad online ya se ofrece en Bing desde hace año y medio, pero como opcional, y ahora se trata de incluirla por defecto para blindar las búsquedas de todos sus usuarios.

El cifrado añade otra capa de protección que permite ocultar el tráfico al posible espionaje pero, además, Microsoft se pone a la altura de Google que lleva encriptando sus búsquedas con HTTPS desde 2011 para los usuarios que inicien sesión desde su cuenta de Google. Yahoo, partner de Microsoft, también cifra el tráfico de las búsquedas desde su página de inicio por defecto desde el pasado año.

La decisión modificará también la información que manejan los webmasters sobre las búsquedas que conducen a sus sitios web y aunque verán el tráfico cifrado procedente de Bing, no conocerán el término exacto de búsqueda por el que encontraron su página.

Las herramientas de Bing que ayudan a los webmasters a mejorar el rendimiento de sus sites, Bing Webmaster Tools, seguirán ofreciendo claves agregadas y datos de ranking para que los operadores de la web puedan saber qué es lo que más atrae a los usuarios a sus páginas, además de poder compararse con la competencia.

Los anunciantes, por su parte, podrán ver qué términos de búsqueda se utilizan para llegar a su publicidad, utilizando el llamado Informe de Términos de Búsqueda que también ofrece información de otras métricas de rendimiento como los clics, las impresiones y las conversiones.